Ir a la barra de herramientas

Cena a seis manos y cero tenedores

Después de cambiar dinero, y soltar las maletas, mochilas, guías y, qué desgracia, apuntes en nuestro riad, que tiene una palmera que lo atraviesa como una lanza, nos fuimos a comer a un sitio exclusivo. No, no un sitio pijo, sino EXCLUSIVO: el puesto 14 de la Plaza de Yamaa el Fna (en árabe: جامع الفناء ŷâmiʻ al-fanâʼ, en francés: Jemaa el-Fna, palabra de Wikipedia). Ni cubiertos, ni servilletas, ni vasos. Todo a mano, como antaño, y con la mano derecha, que la izquierda aquí se usa para otros menesteres. Luego, a cerrar las tiendas del zoco: Mañana volvemos.

One Reply to “Cena a seis manos y cero tenedores”

  1. Que miedo de noche por esos barrios, aunque temible realmente parece el garito de la comida. Vamos, exclusivo para aventureros con protector gástrico.
    Besos y seguimos pendiente al desarrollo del viaje.

Comments are closed.