Viernes es día de rezo y casi todo está cerrado. Menos alguna carnicería.

Al rico camello.
A Guillermito le encantó el tranvía y ahora estamos descansando en el hotel antes de irnos otra vez de paseo
Ir a la barra de herramientas