Lo primero que he hecho hoy al despertarme ha sido cantar Hoy puede ser un gran día. Me hubiera gustado ponerla en la tablet porque no me la sé bien, pero la conexión de internet del Ecolodge funciona igual que mi vida sexual, si pillas es por casualidad. Así que, con la cabeza llena de la felicidad depende en parte de ti, el mundo lo han puesto para ti, multiplica los placeres y lalalalalá, crucé a saltitos el camino de barro que conduce al comedor bereber para ¡ñaca! empezar el gran día con el desayuno, que era también bereber, siempre que bereber signifique pírrico en árabe. No pongo una foto del desayuno porque la cámara no tenía un objetivo capaz de fotografiar con calidad algo tan pequeño. En serio, la felicidad no depende de ti. 

Menos mal que a los niños les pirra Egipto, las construcciones grandiosas y, en general, el cartón piedra a granel, así que los estudios de cine al aire libre de este lugar algo desabrido a ellos les iban a encantar. En los estudios Atlas, uno de los dos que hay en Ouarzazate, aparte de las localizaciones en espacios naturales, han rodado un montón de escenas de series películas famosas, y también de alguna buena. Son los estudios de cine más grandes del mundo, así que poco nos parecieron los 8 euros de la entrada por cabeza más la propina al guía que nos dio una vuelta por aquel páramo que incluía actores de cuatro patas y dos jorobas, carros romanos junto a esfinges, catapultas, arcas de Noé y aviones mezclados con templos budistas. Todo con un aire cutrecillo y más falso que la sonrisa de mi suegra cuando me ve.

Arriba, foto de dedo de señor italiano que pasaba por allí. Detrás, el avión de La joya del Nilo.

La lista de pelis y series aquí rodadas es larga y mi memoria corta, así que CTRL+V:

«Lawrence de Arabia (David Lean, 1962), también pasaron por los estudios de Ouarzazate los actores de Astérix y Obélix: Misión Cleopatra (Alain Chabat, 2002); los de Star Wars (en su versión más clásica, la de 1977) y los de La Joya del Nilo (Lewis Teague, 1985); también rad Pitt y Cate Blanchett para rodar aquel angustioso episodio narrado en Babel (Alejandro González Iñárritu, 2006). Ridley Scott, que rodó aquí Gladiator (2000), Black Hawk Derribado (2001) y El Reino de los Cielos (2005). Además, pasaron por aquí los equipos de rodaje de La Momia (Stephen Sommers, 1999), que dejaron de recuerdo un impresionante templo egipcio; el de Kundun (Martin Scorsese, 1997) y el de ese disparate histórico que fue Alejandro Magno (Oliver Stone, 2004).

Hasta el mismísimo agente 007 de The Living Daylights (John Glen, 1987) estuvo trabajando en los estudios. Incluso National Geographic se ha servido de estos platós para rodar algunos de sus documentales.

Una de las últimas producciones rodadas en los Studios Atlas ha sido la película Prince of Persia: las Arenas del Tiempoy también varias escenas de Juego de Tronos«.

Nos hicimos las fotos de rigor bajo un sol de ídem y comimos (mal) en la Kasbah donde la otra vez nos encontramos al doble de Morgan Freeman, que ya no estaba.

Ir a la barra de herramientas