La emoción tiene varias realidades, distintas medidas. Es este viaje emocionante? Para mí sí. Y un reto. Hoy lo que más emoción hemos vivido ha sido durante nuestra comida en un sitio llamando Amal. No la comida. Sino Durante. Se cagó Guille. Luego Indira. Los dos simultáneamente. Estaba tan familiarizada con los azulejos del baño que hasta me entraron ganas de hacer un graffiti. Con caca.

 

 

 

 

 

 

 

Ir a la barra de herramientas