Maldito karma varicélico

A veces lo que creemos que es buena suerte, conocimos hoy a un matrimonio de españoles que viajaban con sus dos hijos, es mala suerte, su niña tiene varicela, o te ha mirado un tuerto, viajarán en el mismo avión de vuelta que nosotros. Yo, claro, he tenido que dar alas a mi natural pulsión neurótica y escribir unas cuantas cartas a Ryanair que parece que no ha leído nadie. Menos mal.

Una morena y un rubio: el musical YA.

Ir a la barra de herramientas