Ir a la barra de herramientas
Si hoy es dos de octubre, ayer estuvimos de nuevo en Marrakech, porque nos encanta, nos pillaba de camino a Fez, y además teníamos una misión que cumplir: entregar ésta y otras fotos a unos viejos amigos de Quina (está de lado porque las gallinas pesaban tanto que ha sido imposible enderezarla).
Quina, la señora de los pollos y su marido ya te han retirado la maldición de Alá y te mandan muchos recuerdos (o algo parecido, que como ya no estás no tenemos traductora de árabe). También saludamos de tu parte a Kunta el del cachivache de ébano, a los niños de los piojos, a tu grupo de músicos bereberes y a todos los pedigüeños de la Jemma-el-Fna. Dicen que a ver cuándo vuelves, que con lo que les diste sólo tienen para vivir seis meses.