Ir a la barra de herramientas

Llegó el momento bazar, y fue más o menos así:

Quina: Mi niño, ¿cuánto vale esto?
Vendedor: Cien dirham señora.
Quina: Qué barato. Yo por menos de doscientos no me lo llevo.
Vendedor: Señora, ¿tú vacilando a mí?
Quina: No mi niño, pero si te pones impertinente te cruzo la cara.
Vendedor: Te lo dejo en cincuenta porque mí tiene miedo de ti.
Quina: A ese precio no lo quiero.
Vendedor: Sabbor um-muk!!
Quina: Tu madre, por si acaso.

La compra del día: 10 dirhams cada uno

 

2 Replies to “Regateo a la inversa”

Comments are closed.