Nos dio por hacer un curso de cocina y encontramos la opción de un restaurante majo, Dar Chef. Estaba cerca de la Plaza Jamaa el Fna y admitían a niños entre los fogones. Además, tienen muy buenas valoraciones en internet. Lo elegimos también porque te lo explican todo en español, así que si te dicen que eches un pellizco de comino no corres el riesgo de pochar cebolla en juliana por incomprensión idiomática. Preparamos tajines, ensaladas, verduras y pan en un momento, después de hacer la compra de hierbas, carnes y vegetales en el mercado local mientras los pequeños lo pasaron mejor que nadie amasando, cortando y tirando perejil sobre la cabeza del paciente, filosófico y encantador chef Abdul. Por cierto, tienen opciones para vegerarianos como yo.

Curso, té con pastas (con toda su parafernalia), comerte lo preparado y un postre (naranja con canela) nos costó 350 dh por cabeza. Niños y acertijos del buen Abdul gratis.

Fuimos con cuñado y consorte a los que adoro porque ellos multiplican la diversión de los niños y convierten en mucho mejor los momentos cuando están.

Ir a la barra de herramientas