Ir a la barra de herramientas
Primer desayuno

Segundo desayuno

Tercero

Rabat es precioso. Más bonito de lo que recordaba. Poco turismo y mucho encanto. Salé, que es un pueblo de aquí al lado, nos gusta también.

A mí por las fresas y unos pendientes que son mis favoritos.
Al resto porque les hace gracia elegir un pollo y que 

Lo desgañitarse allí mismo.