Volvimos a Madrid, y en seguida te encasquetamos una camiseta que nunca pensé que te pudiera quedar bien.

Ir a la barra de herramientas